Oraciones de Santos

Patrono de mujeres con problemas para concebir o esterilidad, necesitados y desamparados,  peregrinos y viajeros, constructores y panaderos, se suplica en su nombre por  objetos perdidos y  es acogido su nombre para clamar una buena pareja. También es efectivo en la búsqueda de objetos y personas perdidas aunque la tradición de sus invocaciones está llena de excentricidades las cuales la iglesia llama supersticiones como lo son colocarle boca abajo, quitarle al niño, voltear su hábito o esconderlo, las cuales no tienen una base respaldada para su práctica por el clero.

Muchas son las promesas que se le hacen a este beneplácito santo patrono de lo perdido, sus fieles adeptos buscan de su socorro cuando requieren encontrar algún objeto que creían desaparecido, así como las jóvenes en busca de pareja, le piden con devoción un marido, y aquellas ya en matrimonio que les otorgue el regalo de ser madres, cuando se acerca la fecha de su festividad, los creyentes se organizan para hacer una novena antes del 13 de junio así como también darle regalos como monedas, alfileres, o panes siempre en la cantidad de 13

Una de las ofrendas que se le coloca a San Antonio de Padua es la de “13 monedas o alfileres” preferiblemente que sean concedidas por transeúntes, familiares o amigos y de equivalente calificación dice la creencia popular que si le ofrendas trece monedas, símbolo de las arras matrimoniales este te ayudara a conseguir una buena pareja, aunque la raíz de esta tradición es bastante incierta. Así como dentro de la comunidad creyente existe la creencia de donar  u obsequiar pan a los pobres y desamparados esto como señal de humildad y para la protección de los niños de la familia, dentro de la creencia a san Antonio el número 13 es muy importante, por lo cual mucha gente lo toma como estandarte al momento de ofrecer algo por un favor solicitado. También se le colocan lirios blancos en señal de infinita pureza, de la cual fue poseedor hasta su muerte.

Las peticiones a san Antonio son bastante amplias y variadas ya que es un santo por demás  milagroso y que goza de una inmensa creencia popular, pero al ser el patrono de los objetos perdidos, las mujeres estériles, las que buscan su pareja ideal, los desamparados y los panaderos, son estos los que más acuden por solicitud de auxilio, cuando se encuentran en un aprieto.

Como creencia popular existe la tendencia, mundana y supersticiosa de quitarle el niño a san Antonio de Padua así como también colocarlo de cabeza, esto con la finalidad de presionar al santo y obtener sus favores con mayor rapidez, pero esto no es más que una superstición o mito y no posee evidencia, religiosa de que esta práctica pueda ayudar a obtener el favor de este venerable santo

Día de la festividad de  San Antonio de Padua

Las festividades de San Antonio de Padua se celebran el 13 de junio, debido a que es la fecha de su encuentro con el altísimo (muerte). Distinguido por ser uno de los santos más exaltados y enaltecidos alrededor del orbe. Menos de un año transcurrió para que el Papa Gregorio IX, pontífice a cargo de la casa de San Pedro,  lo declarara digno de convocación y consecutivamente el Papa Pio XII lo señalo como Santo Doctor de la Iglesia Católica.

Milagros  realizados por san Antonio de Padua

Dentro de los muchos prodigios hechos por San Antonio de Padua es imposible dejar de lado el suceso ocurrido con una simple mula la cual luego de pasar varios días encerrada sin agua ni alimento fue llevada a una concentración con sus seguidores y está en vez de comer del pasto fresco ofrecido por el benevolente santo prefirió inclinarse ante San Antonio de Padua, luego de que  le ofreciera una hostia y de unas palabras en señal de redención.

Como otro de los insólitos milagros de San Antonio de Padua es menester mencionar lo ocurrido con el bebe recién nacido, reza la leyenda popular que luego de haber nacido cierto niño en Italia su padre objetaba la paternidad del recién nacido del cual se decía era producto de las infidelidades de la madre, al San Antonio escuchar tan grotescas afirmaciones acudió a la casa de la familia y le dijo en tono solemne al recién nacido q en nombre de Dios y la virgen declarara con voz fuerte  quien era su padre a lo cual el bebe dijo con voz sonora q su padre era aquel que se encontraba frente a él.

Como tantos otros, muchos de sus seguidores fueron en su busca para expiar sus pecados, uno de ellos un hombre el cual había confesado al que durante una discusión con su madre le habría propinado una patada, faltándole el respeto y sin medir las consecuencias del hecho tan despreciable, san Antonio respondió que un pie que golpeara a su progenitora debía mutilarse del cuerpo por ser impuro e irrespetuoso, al poco tiempo de ese encuentro llega a los oídos castos de san Antonio que dicho hombre decidió en un arrebato de arrepentimiento mutilarse, por lo cual el santo corrió a su encuentro y posteriormente a una plegaria el pie volvió a quedar sujeto al cuerpo como si nunca hubiese sido mutilado.

Dentro de sus innumerables y renombrados milagros consta el de la conversión de herejes, tal es el caso de un hombre de muy mala fama de la época llamado Ezzelino el Romano, que fue un temible déspota italiano cuando este se encontró con San Antonio de Padua el respetable santo lo señalo por la maldad con la cual perseguía inocentes cristianos y la manera tan despiadada y desalmada con la que les infringía dolor a sus víctimas, muy al contrario de los que pensaban sus implacables soldados, mando a que dejaran ir en paz y sin ningún castigo a San Antonio, luego afirmo en privado a sus más fieles soldados haber visto un llamativo fulgor en la cara del santo y haberse sentido poseído por una visión en la cual entraba y vivía las torturas del infierno.

San Antonio de Padua y el pan

El pan de San Antonio de Padua es una tradición que se lleva a cabo en diversas comunidades del mundo cada 13 de junio, la conocida tradición del pan de los pobres como es mayormente nombrada tiene su fuente en un milagro obrado por san Antonio a una madre desesperada, la cual luego de conseguir a su hijito muerto por ahogamiento en una cubeta de agua decide dentro de su más profunda devoción clamar al auxilio milagroso del santo para que este logre revivir a su hijito fallecido, prometiendo que si logra volver al niño a la vida, dará a los pobres cuanto pese el niño en pan, lo cual cumplió al ser revivido su pequeño retoño.

San Antonio de Padua y el niño

Dentro de la representación iconográfica de este solemne santo podemos observar que en muchas ocasiones le es colocado un niño Jesús entre los brazos, lo cual tiene su raíz en una visión del santo con el niño Jesús en brazos, en mayo poco antes de su fallecimiento el cual cómo podemos recordar fue un 13 de junio luego de trasladarse a su última morada y mandar a construir una pequeña cabaña en el bosque que circundaba su orden, un conde muy allegado al Santo expiaba cierto día por las ventanas de la cabaña y como consecuencia observo a San Antonio de Padua sosteniendo al divino niño Jesús entre sus brazos, hecho que no fue revelado hasta después del fallecimiento ya que así lo expuso expresamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *